CONSEJOS para HACER UN BUEN CASTING

 

Si te dedicas al mundo de la interpretación, sabrás a qué nos referimos. Ya sea para un papel en concreto o para una bolsa de trabajo de actores, los castings son un componente básico de la profesión. Para ayudarte cuando tengas que preparar un casting de actores, o incluso para llevar mejor las pequeñas pruebas de la vida cotidiana, te damos cinco claves que te ayudarán a conseguir el éxito.

 

Desdramatiza

Nos encanta ponerle dramatismo a la vida, por algo nos gusta el teatro… Pero la realidad es que someterte a tanta presión no va a ayudarte en absoluto en un casting. Ni esta es la única prueba que vas a hacer, ni tu vida depende de ella. No dejes que las expectativas te bloqueen. Al contrario, piensa que el teatro es un trabajo en equipo, y que el director quiere encontrar a un actor tanto como tú quieres que te dé ese personaje. Os necesitáis.

 

Apréndete el texto como el padrenuestro

Vale que a Marlon Brando le chivaban el texto por un pinganillo, pero ¿sabías que no a todos los directores les parecía tan atractiva la idea de trabajar con Brando? No te arriesgues a causar una mala impresión (recuerda que en un casting de actores no tienes demasiado tiempo para darte a conocer) y prepárate el papel lo mejor que puedas; si el director quiere que improvises, ya te lo pedirá él. Además, saberte el texto al dedillo te hará tener un extra de confianza en ti mismo.

 

A la hora de preparártelo, no tengas vergüenza en pedir ayuda, ¡el consejo de un coach o incluso de un amigo actor que te vea desde fuera puede venirte muy bien!

 

Disfruta

Cierra los ojos e imagínate a ti mismo en un lugar que te haga sentir bien: puede ser tu habitación, un paisaje paradisíaco, un bar, un tren… Atrapa esa sensación de bienestar, y llévatela contigo a la audición. Al fin y al cabo (aunque en ese momento no te acuerdes), estás ahí porque lo has elegido tú mismo. Sí, tú… Así que, ¿por qué no pasar un buen rato?

 

La vida sigue después de un casting de actores

Llama a tus padres, a tu novia/o, y a tu profesora de interpretación, cuéntales cómo te ha ido (una sola vez), y olvídate del casting. Repasar mentalmente tus entonaciones, aquella reacción del director o preguntarles a tus amigos si ellos te ven en el papel no conseguirá que te dé el personaje, y puede que te quedes sin amigos. La vida sigue. Retoma tus ensayos, tu entrenamiento, vuelve a ir al teatro y deja que la respuesta de ese casting te tome por sorpresa. Si te han dado el papel, lo inesperado le dará un toque aún más dulce, y si no, al menos no habrás sufrido innecesariamente mientras esperabas.

¡Eres el mejor!

Mírate al espejo y repítete esta frase: tanto si te han cogido como si no, ¡eres el mejor! Nadie puede ofrecer lo que tú ofreces, y eso te convierte en alguien único.  La energía positiva que te dará creer en ti mismo te ayudará no sólo en un casting de actores, sino en la vida. La confianza embellece y atrae, y al fin y al cabo de eso se trata, ¿no?

 

 

Anuncios

¿Sabías el origen de la palabra “Teatro”?

 

El teatro como género ha pasado por mejores tiempos, especialmente en las épocas clásicas de Grecia y Roma, eso es evidente; pero no por ello deja de ser un lugar de visita obligada para ver alguna buena representación de vez en cuando.

Hoy vamos a ocuparnos de los orígenes de esta palabra, pero no en su sentido de espectáculo, sino en el primitivo de espacio público donde acudir a ver alguna obra.

Por teatro entendemos el lugar físico donde se hacen representaciones de obras de diferentes estilos (dramáticas, cómicas…), así como casi toda clase de espectáculos.

Esta palabra proviene del latín “theatrum”, y que a su vez nace del griego “théatron”, que surge de la unión de “theásthai”= “mirar” y de “tron”= “lugar para” o “instrumento para”; dándonos como resultado “lugar para mirar”.

¿Sabias? Pon un cometario para que veamos que nos sigues.

BALMA BERRIA, Lugar para ver teatro en las ENKARTACIONES

CONSEJOS para HACER UN BUEN CASTING

 

Si te dedicas al mundo de la interpretación, sabrás a qué nos referimos. Ya sea para un papel en concreto o para una bolsa de trabajo de actores, los castings son un componente básico de la profesión. Para ayudarte cuando tengas que preparar un casting de actores, o incluso para llevar mejor las pequeñas pruebas de la vida cotidiana, te damos cinco claves que te ayudarán a conseguir el éxito.

 

Desdramatiza

Nos encanta ponerle dramatismo a la vida, por algo nos gusta el teatro… Pero la realidad es que someterte a tanta presión no va a ayudarte en absoluto en un casting. Ni esta es la única prueba que vas a hacer, ni tu vida depende de ella. No dejes que las expectativas te bloqueen. Al contrario, piensa que el teatro es un trabajo en equipo, y que el director quiere encontrar a un actor tanto como tú quieres que te dé ese personaje. Os necesitáis.

 

Apréndete el texto como el padrenuestro

Vale que a Marlon Brando le chivaban el texto por un pinganillo, pero ¿sabías que no a todos los directores les parecía tan atractiva la idea de trabajar con Brando? No te arriesgues a causar una mala impresión (recuerda que en un casting de actores no tienes demasiado tiempo para darte a conocer) y prepárate el papel lo mejor que puedas; si el director quiere que improvises, ya te lo pedirá él. Además, saberte el texto al dedillo te hará tener un extra de confianza en ti mismo.

 

A la hora de preparártelo, no tengas vergüenza en pedir ayuda, ¡el consejo de un coach o incluso de un amigo actor que te vea desde fuera puede venirte muy bien!

 

Disfruta

Cierra los ojos e imagínate a ti mismo en un lugar que te haga sentir bien: puede ser tu habitación, un paisaje paradisíaco, un bar, un tren… Atrapa esa sensación de bienestar, y llévatela contigo a la audición. Al fin y al cabo (aunque en ese momento no te acuerdes), estás ahí porque lo has elegido tú mismo. Sí, tú… Así que, ¿por qué no pasar un buen rato?

 

La vida sigue después de un casting de actores

Llama a tus padres, a tu novia/o, y a tu profesora de interpretación, cuéntales cómo te ha ido (una sola vez), y olvídate del casting. Repasar mentalmente tus entonaciones, aquella reacción del director o preguntarles a tus amigos si ellos te ven en el papel no conseguirá que te dé el personaje, y puede que te quedes sin amigos. La vida sigue. Retoma tus ensayos, tu entrenamiento, vuelve a ir al teatro y deja que la respuesta de ese casting te tome por sorpresa. Si te han dado el papel, lo inesperado le dará un toque aún más dulce, y si no, al menos no habrás sufrido innecesariamente mientras esperabas.

¡Eres el mejor!

Mírate al espejo y repítete esta frase: tanto si te han cogido como si no, ¡eres el mejor! Nadie puede ofrecer lo que tú ofreces, y eso te convierte en alguien único.  La energía positiva que te dará creer en ti mismo te ayudará no sólo en un casting de actores, sino en la vida. La confianza embellece y atrae, y al fin y al cabo de eso se trata, ¿no?

 

 

¿Sabías el origen de la palabra “Teatro”?

 

El teatro como género ha pasado por mejores tiempos, especialmente en las épocas clásicas de Grecia y Roma, eso es evidente; pero no por ello deja de ser un lugar de visita obligada para ver alguna buena representación de vez en cuando.

Hoy vamos a ocuparnos de los orígenes de esta palabra, pero no en su sentido de espectáculo, sino en el primitivo de espacio público donde acudir a ver alguna obra.

Por teatro entendemos el lugar físico donde se hacen representaciones de obras de diferentes estilos (dramáticas, cómicas…), así como casi toda clase de espectáculos.

Esta palabra proviene del latín “theatrum”, y que a su vez nace del griego “théatron”, que surge de la unión de “theásthai”= “mirar” y de “tron”= “lugar para” o “instrumento para”; dándonos como resultado “lugar para mirar”.

¿Sabias? Pon un cometario para que veamos que nos sigues.

BALMA BERRIA, Lugar para ver teatro en las ENKARTACIONES

CONSEJOS para HACER UN BUEN CASTING

 

Si te dedicas al mundo de la interpretación, sabrás a qué nos referimos. Ya sea para un papel en concreto o para una bolsa de trabajo de actores, los castings son un componente básico de la profesión. Para ayudarte cuando tengas que preparar un casting de actores, o incluso para llevar mejor las pequeñas pruebas de la vida cotidiana, te damos cinco claves que te ayudarán a conseguir el éxito.

 

Desdramatiza

Nos encanta ponerle dramatismo a la vida, por algo nos gusta el teatro… Pero la realidad es que someterte a tanta presión no va a ayudarte en absoluto en un casting. Ni esta es la única prueba que vas a hacer, ni tu vida depende de ella. No dejes que las expectativas te bloqueen. Al contrario, piensa que el teatro es un trabajo en equipo, y que el director quiere encontrar a un actor tanto como tú quieres que te dé ese personaje. Os necesitáis.

 

Apréndete el texto como el padrenuestro

Vale que a Marlon Brando le chivaban el texto por un pinganillo, pero ¿sabías que no a todos los directores les parecía tan atractiva la idea de trabajar con Brando? No te arriesgues a causar una mala impresión (recuerda que en un casting de actores no tienes demasiado tiempo para darte a conocer) y prepárate el papel lo mejor que puedas; si el director quiere que improvises, ya te lo pedirá él. Además, saberte el texto al dedillo te hará tener un extra de confianza en ti mismo.

 

A la hora de preparártelo, no tengas vergüenza en pedir ayuda, ¡el consejo de un coach o incluso de un amigo actor que te vea desde fuera puede venirte muy bien!

 

Disfruta

Cierra los ojos e imagínate a ti mismo en un lugar que te haga sentir bien: puede ser tu habitación, un paisaje paradisíaco, un bar, un tren… Atrapa esa sensación de bienestar, y llévatela contigo a la audición. Al fin y al cabo (aunque en ese momento no te acuerdes), estás ahí porque lo has elegido tú mismo. Sí, tú… Así que, ¿por qué no pasar un buen rato?

 

La vida sigue después de un casting de actores

Llama a tus padres, a tu novia/o, y a tu profesora de interpretación, cuéntales cómo te ha ido (una sola vez), y olvídate del casting. Repasar mentalmente tus entonaciones, aquella reacción del director o preguntarles a tus amigos si ellos te ven en el papel no conseguirá que te dé el personaje, y puede que te quedes sin amigos. La vida sigue. Retoma tus ensayos, tu entrenamiento, vuelve a ir al teatro y deja que la respuesta de ese casting te tome por sorpresa. Si te han dado el papel, lo inesperado le dará un toque aún más dulce, y si no, al menos no habrás sufrido innecesariamente mientras esperabas.

¡Eres el mejor!

Mírate al espejo y repítete esta frase: tanto si te han cogido como si no, ¡eres el mejor! Nadie puede ofrecer lo que tú ofreces, y eso te convierte en alguien único.  La energía positiva que te dará creer en ti mismo te ayudará no sólo en un casting de actores, sino en la vida. La confianza embellece y atrae, y al fin y al cabo de eso se trata, ¿no?

 

 

¿Sabías el origen de la palabra “Teatro”?

 

El teatro como género ha pasado por mejores tiempos, especialmente en las épocas clásicas de Grecia y Roma, eso es evidente; pero no por ello deja de ser un lugar de visita obligada para ver alguna buena representación de vez en cuando.

Hoy vamos a ocuparnos de los orígenes de esta palabra, pero no en su sentido de espectáculo, sino en el primitivo de espacio público donde acudir a ver alguna obra.

Por teatro entendemos el lugar físico donde se hacen representaciones de obras de diferentes estilos (dramáticas, cómicas…), así como casi toda clase de espectáculos.

Esta palabra proviene del latín “theatrum”, y que a su vez nace del griego “théatron”, que surge de la unión de “theásthai”= “mirar” y de “tron”= “lugar para” o “instrumento para”; dándonos como resultado “lugar para mirar”.

¿Sabias? Pon un cometario para que veamos que nos sigues.

BALMA BERRIA, Lugar para ver teatro en las ENKARTACIONES

CONSEJOS para HACER UN BUEN CASTING

 

Si te dedicas al mundo de la interpretación, sabrás a qué nos referimos. Ya sea para un papel en concreto o para una bolsa de trabajo de actores, los castings son un componente básico de la profesión. Para ayudarte cuando tengas que preparar un casting de actores, o incluso para llevar mejor las pequeñas pruebas de la vida cotidiana, te damos cinco claves que te ayudarán a conseguir el éxito.

 

Desdramatiza

Nos encanta ponerle dramatismo a la vida, por algo nos gusta el teatro… Pero la realidad es que someterte a tanta presión no va a ayudarte en absoluto en un casting. Ni esta es la única prueba que vas a hacer, ni tu vida depende de ella. No dejes que las expectativas te bloqueen. Al contrario, piensa que el teatro es un trabajo en equipo, y que el director quiere encontrar a un actor tanto como tú quieres que te dé ese personaje. Os necesitáis.

 

Apréndete el texto como el padrenuestro

Vale que a Marlon Brando le chivaban el texto por un pinganillo, pero ¿sabías que no a todos los directores les parecía tan atractiva la idea de trabajar con Brando? No te arriesgues a causar una mala impresión (recuerda que en un casting de actores no tienes demasiado tiempo para darte a conocer) y prepárate el papel lo mejor que puedas; si el director quiere que improvises, ya te lo pedirá él. Además, saberte el texto al dedillo te hará tener un extra de confianza en ti mismo.

 

A la hora de preparártelo, no tengas vergüenza en pedir ayuda, ¡el consejo de un coach o incluso de un amigo actor que te vea desde fuera puede venirte muy bien!

 

Disfruta

Cierra los ojos e imagínate a ti mismo en un lugar que te haga sentir bien: puede ser tu habitación, un paisaje paradisíaco, un bar, un tren… Atrapa esa sensación de bienestar, y llévatela contigo a la audición. Al fin y al cabo (aunque en ese momento no te acuerdes), estás ahí porque lo has elegido tú mismo. Sí, tú… Así que, ¿por qué no pasar un buen rato?

 

La vida sigue después de un casting de actores

Llama a tus padres, a tu novia/o, y a tu profesora de interpretación, cuéntales cómo te ha ido (una sola vez), y olvídate del casting. Repasar mentalmente tus entonaciones, aquella reacción del director o preguntarles a tus amigos si ellos te ven en el papel no conseguirá que te dé el personaje, y puede que te quedes sin amigos. La vida sigue. Retoma tus ensayos, tu entrenamiento, vuelve a ir al teatro y deja que la respuesta de ese casting te tome por sorpresa. Si te han dado el papel, lo inesperado le dará un toque aún más dulce, y si no, al menos no habrás sufrido innecesariamente mientras esperabas.

¡Eres el mejor!

Mírate al espejo y repítete esta frase: tanto si te han cogido como si no, ¡eres el mejor! Nadie puede ofrecer lo que tú ofreces, y eso te convierte en alguien único.  La energía positiva que te dará creer en ti mismo te ayudará no sólo en un casting de actores, sino en la vida. La confianza embellece y atrae, y al fin y al cabo de eso se trata, ¿no?

 

 

¿Sabías el origen de la palabra “Teatro”?

 

El teatro como género ha pasado por mejores tiempos, especialmente en las épocas clásicas de Grecia y Roma, eso es evidente; pero no por ello deja de ser un lugar de visita obligada para ver alguna buena representación de vez en cuando.

Hoy vamos a ocuparnos de los orígenes de esta palabra, pero no en su sentido de espectáculo, sino en el primitivo de espacio público donde acudir a ver alguna obra.

Por teatro entendemos el lugar físico donde se hacen representaciones de obras de diferentes estilos (dramáticas, cómicas…), así como casi toda clase de espectáculos.

Esta palabra proviene del latín “theatrum”, y que a su vez nace del griego “théatron”, que surge de la unión de “theásthai”= “mirar” y de “tron”= “lugar para” o “instrumento para”; dándonos como resultado “lugar para mirar”.

¿Sabias? Pon un cometario para que veamos que nos sigues.

BALMA BERRIA, Lugar para ver teatro en las ENKARTACIONES

¿Sabías el origen de la palabra “Teatro”?

 

El teatro como género ha pasado por mejores tiempos, especialmente en las épocas clásicas de Grecia y Roma, eso es evidente; pero no por ello deja de ser un lugar de visita obligada para ver alguna buena representación de vez en cuando.

Hoy vamos a ocuparnos de los orígenes de esta palabra, pero no en su sentido de espectáculo, sino en el primitivo de espacio público donde acudir a ver alguna obra.

Por teatro entendemos el lugar físico donde se hacen representaciones de obras de diferentes estilos (dramáticas, cómicas…), así como casi toda clase de espectáculos.

Esta palabra proviene del latín “theatrum”, y que a su vez nace del griego “théatron”, que surge de la unión de “theásthai”= “mirar” y de “tron”= “lugar para” o “instrumento para”; dándonos como resultado “lugar para mirar”.

¿Sabias? Pon un cometario para que veamos que nos sigues.

BALMA BERRIA, Lugar para ver teatro en las ENKARTACIONES

¿Sabes por qué los payasos usan nariz roja?

¿Sabes por qué los payasos usan nariz roja?

 

 

Los payasos con nariz roja son los ingenuos, torpes y tontos (este tipo de vestimenta ahora le llaman payaso augusto), los que se maquillan con cara blanca son los que tenían mayor rango y autoridad, son elegantes, serios y poco amigos de las bromas.

El de nariz roja siempre va a echar a perder el acto del que tiene la cara blanca, esto es precisamente para hacer cómico el espectáculo.

En nuestros días y como siempre sucede, se hacen mezclas y muchos payasos con nariz de bolita roja también se pintan la cara blanca, pero esto ya es nada mas por comercio o porque se ignora el origen de la vestimenta, todo se mezcla es como sucede con nuestras culturas.

Orígenes del Clown Augusto o payaso de nariz roja

Cuenta la leyenda que un acróbata americano llamado Tom Belling estaba actuando con un circo en Alemania en 1869. Encerrado en su camerino como castigo por no salir a tiempo a escena, entretenía a sus amigos vistiéndose con ropas inapropiadas para imitar al maestro de ceremonia.

Un día Belling salió corriendo para huir de él, acabando en la arena de la pista donde tropezó con la repisa que separa la pista del público, cayendo al suelo. Entre su desconcierto y prisa por escapar volvió a tropezar con la repisa al querer salir de la pista. EL publico grito “¡Auguste!” que en alemán significa loco (o borracho).

Desde entonces, el maestro de ceremonia del circo pidió a Belling que continuara apareciendo como Augusto. Aunque la mayoría de los historiadores serios dudan de la veracidad de esta leyenda, por una razón, la palabra Auguste no existía en el lenguaje Alemán hasta después de que el personaje se hiciera popular. Una de las teorías del origen actual es que Belling copio el personaje de R’izhii (Red Haired) clowns que vio cuando estuvo de gira por Rusia con un circo. Personajes como el Augusto ciertamente existían antes.

Aceptado o no el fue el primero, y debido a que no tuvo mucho éxito como Augusto pronto abandono el clown convirtiéndose en mago.

Los primeros clowns Augustos tenían una apariencia natural como si hubieran entrado desde la calle a la pista del circo. El maquillaje exagerado asociado con el clow Augusto de hoy fue introducido por Albert Fratellini, de los Hermanos Fratellini.

Al l igual que la ropa holgada y zapatos de gran tamaño, el maquillaje se utiliza para acentuar ciertas partes del payaso en una forma humorística. El más obvio de estos acentos es la nariz roja, una característica compartida por la mayoría de los payasos.

La pintura roja se utiliza para hacer que la nariz parezca más grande de lo que es, destacándose de la pintura de base blanca o de color carne que utiliza el payaso. El rojo es también un color primario, por lo que es popular en la ropa y pelucas también, entonces la nariz roja también se utilizará para coordinar un disfraz y hacerlo fluir.